gototopgototop
iconos pag web-02 iconos pag web-03 iconos pag web-01

Educación Continua

first
  
last
 
 

Consultorio Jurídico

Ecos del Foro “Por un Ecuador sin contrabando” en la Universidad de Otavalo
Escrito por Administrador   
Martes, 12 de Marzo de 2019 13:01

La Universidad de Otavalo plantea escenarios de diálogo para analizar problemáticas sociales que limitan el desarrollo de la población. En esta ocasión y con auditorio lleno, los representantes de las industrias de cosméticos, agricultura, textiles y tabacaleras debatieron en el Foro “Por un Ecuador sin contrabando” sobre el ingreso al país de mercadería no legalizada.

La Educación como base de desarrollo de valores y del sentido de pertenencia; el involucramiento conjunto entre las fuerzas del orden público y empresarios o comerciantes en el proceso de ingreso de mercaderías al Ecuador y el análisis de la aplicación de la Ley en la importación de mercaderías, fueron los tópicos abordados el viernes 25 de enero de 2019 durante la jornada organizada por la carrera de Comercio Exterior.

El objetivo final de este foro es contribuir al ejercicio académico que realizan los profesores con sus estudiantes y, al mismo tiempo, entregar alternativas de solución producidas desde las aulas a través de estudios, como proyectos de investigación y vinculación con la sociedad.

Panelistas de trayectoria nacional como María Fernanda León, directora ejecutiva de Procosméticos, Javier Díaz, presidente ejecutivo de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE); Mauricio Sáenz, representante del sector tabacalero Itabsa, Proesa y Tanasa afiliadas a Phillip Morris y Rodrigo Gómez De La Torre, presidente de la Cámara de Agricultura Zona 1 compartieron sus experiencias sobre los efectos del contrabando.

Visiones y experiencias:

La industria textil expuso que uno de los principales problemas que causa el contrabando es la disminución de recaudaciones tributarias en el país por el ingreso de mercaderías no declaradas o declaradas de forma inadecuada. A esto se suma que el productor nacional no puede competir en igualdad de condiciones que quien ingresa los textiles o prendas de vestir de forma ilícita.

El sector agrícola sostuvo que “producir en Ecuador es costoso”. Señaló que en Perú el arroz cuesta 20 dólares, mientras que en Ecuador este producto bordea los 35, “buscamos precio más que calidad”, señaló. Refiere que la cantidad de normas técnicas complejas afectan a quienes producen porque hace falta la instrucción formal sobre la norma y la generación de cadenas de valor que reduzcan distorsiones en el proceso de producción y comercialización para generar empleo pleno.

Por su parte el sector tabacalero manifestó que actualmente la planta que poseen opera al 18% de la capacidad productiva. Señaló que entre los años 2015 y 2016 los impuestos se incrementaron en un 73% y las ventas disminuyeron en un 60% y que el consumo no decayó porque “hasta en la vía pública se expende el producto sin los requisitos correspondientes para su venta”. Indicó que en Ecuador no es difícil identificar la legalidad o ilegalidad del producto que se vende. Destacó que “el producto legal debe tener una fotografía que ocupe el 60% de los paneles frontales y posteriores de la caja con la advertencia sobre afectaciones a la salud” y además, “ningún producto legal puede venderse a menos del valor que paga por el impuesto equivalente a 3,78 y en las vías del Ecuador se consigue el producto entre setenta centavos y un dólar con veinte centavos.

En tanto, la industria de cosméticos reflexionó sobre los intereses de consumo de los “milenials”. María Fernanda León resaltó que los jóvenes buscan la responsabilidad social que hay detrás de cada producto, donde existe un procedimiento ético que contemple aspectos elementales como el tratamiento de los derechos humanos.

El foro contó también con la participación del General Inspector Lenin Ramiro Bolaños Pantoja, jefe de Estado Mayor de la Policía Nacional. Recomendó una alianza estratégica entre las universidades de la zona 1 con la Policía Nacional, el Servicio de Aduanas del Ecuador y los representantes de las industrias del territorio. Señaló que el camino es la generación del sentido de pertenencia que motive la revisión de las leyes y el planteamiento de reformas con enfoque académico.

Conclusiones:

En el encuentro, la ciudadanía reconoció la valía de la apertura de espacios de diálogo académico entre los actores sociales y las autoridades que ejecutan políticas públicas para brindar alternativas de solución a través del análisis y la producción científica.

Los panelistas coincidieron en que el emprendimiento debe apoyarse a todo nivel y desde toda instancia porque genera empleo, siempre y cuando cumpla con las normas para que la competencia del mercado se genere en igualdad de condiciones y oportunidades.

Manifestaron también que las implicaciones que tiene el contrabando se enmarcan en la pérdida de ingresos y recaudaciones para el Gobierno que repercuten en la gestión de responsabilidades estatales.

Para la Universidad de Otavalo la tarea final es aportar a la construcción de un país productivo y dinámico, por lo que le apuesta a una agenda social basada en el diálogo y el análisis de los efectos de la problemática social para, finalmente, sugerir cambios a través de tesis y proyectos.

La base de este foro desarrollado por la carrera de Comercio Exterior está en que en noviembre 2018 el Ecuador recibió la calificación número 60 entre 84 países evaluados en el Índice de Entorno Global del Comercio Ilícito elaborado por The Economist y la Alianza Transnacional para combatir el Comercio Ilícito.

Comparte este artículo en: